You are currently browsing the monthly archive for enero 2013.

María Blanchard fue una de las grandes pintoras del siglo XX, una de las protagonistas de la vanguardia en los comienzos del siglo. Sin embargo su arte, por distintas razones, y su vida, llena de interrogantes, no son tan conocidos como sin duda merecen.

Museo Reina Sofía

Museo Reina Sofía

Mucho se ha escrito sobre su aspecto físico y el sufrimiento que le ocasionaba. Había nacido jorobada. Durante largo tiempo se dijo que la causa había sido una caída de su madre embarazada, pero la realidad es que nació con una doble desviación de columna y otros problemas debido a un defecto genético, cuenta Gloria Crespo, que ha estudiado la vida y la obra de la artista y ha realizado el documental 26, Rue du Départ – Érase una vez en París.

No solo era su aspecto, bajita y contrahecha, sino que durante toda su vida esa malformación provocó muchos problemas de salud y fuertes dolores. Dormía en un sillón, recostada siempre hacia el mismo lado. Mucha fortaleza debía ser necesaria para vivir así.

Sus biógrafos han relacionado siempre esta desgracia con su pintura, felizmente hoy día se ha comenzado a desligar ambos aspectos dando a su arte la importancia que merece, y a valorar la valentía que siempre tuvo como artista y como mujer que supo adaptarse a los tiempos y a las dificultades.

María Gutiérrez Blanchard nació en 1881 en Santander. Animada por su padre, que también pintaba, en 1903 con veintidós años María se trasladó a Madrid para estudiar y formarse como pintora.

María Blanchard en 1909

María Blanchard en 1909

En 1909 obtuvo una beca gracias a la cual fue a París. Tal vez la vida entre la gente “corriente”, en Santander, en Madrid y en Salamanca donde dio clases de pintura, era demasiado dura, siempre objeto de burlas y rechazo. En París, entre los artistas, encontró la libertad y se sintió apreciada.

En 1912 se instaló en Montparnasse, en 26 rue de Départ, donde compartió piso y estudio con Diego Rivera y entabló contacto con Juan Gris.

María sufrió mucho por su deformidad pero debía tener una personalidad fuerte. Fue aceptada con cariño y estima en el grupo de artistas, la mayoría hombres, que protagonizaron la época más vanguardista. Todos hablaron muy bien de ella, no solo de su arte sino su bondad, generosidad, incluso de la belleza de su rostro, sus manos, su pelo… y la admiraron. Llegaron a ser muy importantes en su vida sus grandes amigos los pintores Rivera, Gris y André Lhote.

"Paisaje", 1912

“Paisaje”, 1912

Después de experimentar con el Fauvismo y otros estilos se convirtió en una de las mejores y más puras representantes del Cubismo.

Diego Rivera y María Blanchard (que al parecer también compartieron estudio en la madrileña calle de Goya) fueron dos de los pintores que participaron en la exposición organizada en 1915 por Ramón Gómez de La Serna, Los pintores íntegros.

El periódico La Esfera recogió el acontecimiento en un artículo firmado por S.A., irónico y cruel contra Ramón, los artistas y contra el Cubismo en general. La muestra resultó escandalosa para el Madrid de comienzos del siglo XX. De la Srta. Gutiérrez (así se refería a María Blanchard el autor del artículo) decía que “cuando quiere dibujar dibuja admirablemente, según puede apreciarse en su repugnante cuadro titulado Madrid”. En la revista Mundo Gráfico José Francés aplicaba el mismo calificativo al desnudo pintado por María Blanchard. Aquella pintura, en algún lugar llamada Venus de Madrid, hoy día está desaparecida.

La Esfera junto al texto publicaba una foto en la que a la izquierda se puede apreciar con dificultad otra de las obras de María expuesta en aquella memorable muestra, otro desnudo femenino, Nu o Eva, actualmente conservada en el Museo Nacional de Arte Moderno de París.

expo pintores integros

La Esfera, 8 marzo 1915

En 1916 se fue definitivamente a París, a pesar de que la guerra mundial continuaba. La vida no debía ser fácil en esas circunstancias, pero allí permaneció María. Ya nunca volvió a vivir en España.

"Naturaleza muerta con relieve", 1916

“Naturaleza muerta con relieve”, 1916

"Bodegón con caja de cerillas", 1918

“Bodegón con caja de cerillas”, 1918

Así como Juan Gris continuó investigando las posibilidades del Cubismo, en los años 20 María Blanchard volvió a la figuración, en lo que se llamó el retorno al orden. Ella tomó el camino del realismo mágico, alejándose de Gris, pictórica y personalmente.

Maternidad (1922) junto a  Madre y niño - maternidad (1926)

Maternidad (1922) junto a Madre y niño – Maternidad (1926)

A pesar de todo cuando en 1927 su gran amigo murió se sintió muy afectada y sufrió una gran crisis espiritual y, podemos imaginar, vital. Pero continuó pintando.

"Bodegón", 1930.

“Bodegón”, 1930.

Murió en París el día 5 de abril de 1932, recién cumplidos los 51 años. Una breve nota en los periódicos franceses comunicó el “fallecimiento de una pintora española, María Blanchard, después de larga y penosa enfermedad”.

Dos días después en España Luz. Diario de la República recogió la noticia. El escritor Corpus Barga le dedicó un bonito artículo en el que hablaba de cómo la artista que era un duendecillo en su estudio de Montparnasse había sido tragada por el silencio y pedía a las mujeres españolas que salvaran su memoria. La visión del arte en 1932 ya no era la de 1915, por suerte.

La Unión Republicana Femenina recogió la llamada y el día 1 de junio de 1932 se celebró un homenaje. A las siete de la tarde en el Ateneo de Madrid, junto a Clara Campoamor, se reunieron un grupo de artistas y escritores. Ramón Gómez de la Serna que tanto la había apoyado, Concha Espina que era famila suya, y Federico García Lorca que leyó su Elegía a María Blanchard.

Luego la artista cayó en el olvido, con escasas excepciones. En 1962 una galería madrileña le dedicó una exposición. En 1981, centenario de su nacimiento, fue objeto de un homenaje y otra muestra. Y poco más.

Por fin el año pasado 2012, a los 80 años de su muerte, en varios lugares se ha recordado su figura (Museo de Arte Moderno de Santander, Fundación Botín, estreno del mencionado documental en Matadero Madrid). Además, podemos admirar algunas de sus obras en la planta 5ª del Espacio Telefónica en la Gran Vía acompañando a su admirado Juan Gris.

Finalmente en las salas de la 3ª planta del Museo Reina Sofía, una vez más marco perfecto para una exposición, se nos ofrece una gran retrospectiva dedicada a esta gran artista a la cual pertenecen los cuadros de las fotos anteriores.

sala reina sofia

Hasta el próximo 25 de febrero podemos visitar la muestra que “quiere reivindicar a esta artista española que vivió la pintura con todas sus incertidumbres y convicciones y que llegaría a ser una de las grandes figuras de la vanguardia.”

Además de una magnífica selección de su pintura, el museo ha reunido las imágenes que existen de la artista, fotos, dibujos y alguna caricatura.

fotografias y dibujos de maria

Toda una vida, corta pero intensa, dolorosa y creativa, bajo el cristal de una vitrina.

por Mercedes Gómez

——

Bibliografía:

El Heraldo de Madrid, 8 marzo 1915
Mundo Gráfico, 17 marzo 1915
Luz, 7 abril 1932
Luz, 31 mayo 1932
Hoja del Lunes de Madrid, 5 enero 1981
El País, 31 enero 2012. Un documental rescata la figura cubista de María Blanchard.
El País, 5 nov. 2012 Gloria Crespo. Contra el olvido de María Blanchard.

Museo Reina Sofía
Exposición María Blanchard – hasta el 25 de febrero de 2013
Edificio Sabatini, Planta 3

El origen de las ferias de libros se remonta a la Edad Media cuando allá por el siglo XV comenzaron a tener lugar las llamadas Ferias de Madrid. Aunque anteriormente ya había actividad comercial en torno a las Puertas de la Vega y de Guadalajara y en plazas como la de la Paja, fue el rey Juan II quien concedió a la Villa el privilegio de poder celebrar dos ferias anuales libres de alcabalas o tributos. Perdido en tiempos de Enrique IV fue restablecido por los Reyes Católicos, quedando limitado a una sola feria anual. En ellas se compraba y vendía un poco de todo, pero con el tiempo se fueron especializando y situándose en diferentes lugares. Estas ferias fueron el antecedente de la Feria de Libros permanente, hoy día en la Cuesta de Moyano.

En el siglo XVII los puestos de libros más famosos se encontraban junto a la Puerta del Sol, en el monasterio de San Felipe el Real cuya iglesia estaba rodeada por dos lonjas a las que se accedía por una escalinata que era conocida como las Gradas de San Felipe. Bajo las lonjas se situaron unas tiendecillas a las que se llamó covachuelas. Una de ellas, como sabemos, fue propiedad de Antonio Mancelli. El cartógrafo, además de dedicarse a su oficio, fue comerciante. Allí vendía mapas, libros, láminas y globos terráqueos. Se sabe que en 1623 compró otro puesto en el Alcázar junto a la “escalera que subía a los corredores”, cerca de otro mentidero, el de  las Losas del Alcázar, lo que nos da noticias de otro lugar habitual de feria comercial en el Madrid del Siglo de Oro donde se vendían libros.

Una de las mejores imágenes de San Felipe es la que José María Avrial realizó para la Historia de la Villa y Corte de Madrid de José Amador de los Ríos hacia 1861. Además de las covachuelas, en el extremo inferior izquierdo dibujó, como nos hace notar Gabriel Sánchez Espinosa en su trabajo Los puestos de libros de las gradas de San Felipe de Madrid en el siglo XVIII, una caseta, seguramente uno de esos puestos de libros de las Gradas de San Felipe. En el grabado también vemos representados unos toldos que probablemente protegían otros puestos, quizá formados por cajones arrimados a la pared, aunque también podrían haber sido estructuras permanentes, con estantes y tal vez tejadillos.

san felipe

J.M. Avrial “Iglesia y Convento de San Felipe el Real”. (Museo de Historia)

Los covachuelistas pertenecían a la hermandad de San Antonio de Padua, hasta 1749 en que formaron un gremio con ordenanzas propias.

En mayor o menor medida los puestos de libreros y cajoneros en las Gradas siguieron existiendo a lo largo del siglo XVIII. Frente a ellas y en las calles cercanas existían varias librerías de forma que la zona era lugar de encuentro para los aficionados a los libros de todo tipo.

El mismo autor Sánchez Espinosa nos muestra la existencia de otras dos casetas, no demasiado lejos de San Felipe, en la calle de Alcalá, junto a la Hospedería de los Cartujos, actual número 18, donde se encontraba la estatua de San Bruno, obra de Manuel Pereira. Se pueden ver en el grabado de Gómez de Navia y García Sanz, a la derecha de la imagen:

alcala

“Real Aduana. Madrid” (ca. 1770) (Museo de Historia)

A finales del siglo XVIII en la plaza de Santa Ana y del Ángel había tinglados de libros, y al parecer la Feria de Madrid dedicada a libros y muebles viejos se había establecido en la plaza de Santo Domingo.

Muchos escritores y cronistas han hablado de los libreros de lance a los que solían visitar y de los puestos de libros viejos. Pío Baroja habla de “Los libros viejos” en su obra “Las horas solitarias”, y nos cuenta su afición desde joven y detalla dónde se encontraban las librerías y los puestos que frecuentaba, como el de la calle de Capellanes (actual Maestro Victoria), “cuando era un estrecho callejón”.

Igual que las gradas de la iglesia de San Felipe alojaron tenderetes de libros desde el siglo XVII, a finales del siglo XIX, cuando don Pío era un estudiante, la iglesia del Carmen también tenía covachuelas, en una de ellas una librería de viejo, que sorprendentemente seguían existiendo en los comienzos del siglo XX.

Covachuelas del Carmen (Dº ABC, 11 sept. 1903)

Covachuelas del Carmen (Dº ABC, 11 sept. 1903)

Todo esto ha desaparecido, pero nos quedan algunos lugares donde los libros se nos muestran como en el pasado. La librería de San Ginés es una de las más antiguas de Madrid pues su origen se remonta al siglo XIX. Su construcción quizá sea similar a los antiguos puestos de San Felipe, adosados a la pared del templo.

Pasadizo del San Ginés

Pasadizo de San Ginés

Para los menos adinerados siempre ha habido alternativas ingeniosas, en algún momento surgieron los librerías ambulantes, donde el librero cobraba una cantidad mensual por el préstamo de libros, los más mayores recuerdan que alquilaban novelas por un módico precio.

Son varias las opciones para buscar y encontrar libros de todo tipo y a todos los precios hoy día en Madrid. El Rastro, la anual Feria del Libro en el Retiro, y las dos Ferias del Libro Antiguo y de Ocasión, instaladas en primavera y en otoño en el paseo de Recoletos.

Aunque sin duda el lugar preferido por muchos de nosotros, uno de los paseos más bonitos y tentadores para los amantes de los libros es la entrañable Cuesta de Moyano, con sus características casetas de madera pintada de color gris, subiendo hacia el Retiro, a sus espaldas la verja del Real Jardín Botánico, enfrente la verja del Palacio de Fomento.

moyano

La Cuesta de Moyano siempre ha inspirado a poetas y novelistas. Escribió Francisco Umbral que era un río de libros que baja a Madrid desde las fuentes recónditas del Retiro…

En el siglo XXI aún algunas librerías sacan sus pequeños tenderetes a la calle, buscando llamar la atención de los curiosos, como la Librería Teatral en la calle del Príncipe, en pleno Centro de Madrid, a la que acuden los aficionados al teatro.

Calle del Príncipe 16

Calle del Príncipe 17

Al final de la calle de Hermosilla, cuando ya ha dejado de pertenecer al barrio de Salamanca, y se adentra en el barrio de la Fuente del Berro, también hay una librería de viejo. Todos los días el librero, de forma un tanto conmovedora, coloca sobre la acera estrecha dos pequeños taburetes y una cestita que luego al final de la jornada vuelve a guardar. Lo hace, según sus propias palabras, evocando a los “bouquinistes” parisinos que venden sus libros a orillas del Sena.

libreria mi barrio

Librería de lance La Dulcinea. Calle Hermosilla nº 132.

Seguramente habrá otros libreros detallistas en otros barrios de Madrid que coloquen sus puestecillos a la antigua usanza o que ofrezcan nuevas ideas.

En la Edad Media los mercados se instalaban al aire libre, hoy día se encuentran bien cobijados en edificios. En Lavapiés, en el Mercado de San Fernando, a espaldas de las Escuelas Pías, un imaginativo puesto ocupa el espacio de una antigua Casquería y vende su género al peso, viejos libros a un precio de 10 euros el Kg., junto a frutas, vinos y telas, como en los mercados medievales.

Mercado de San Fernando

Mercado de San Fernando

Su lema, recircular, compartir, liberar, resume su bonito objetivo: que nuevos lectores den vida al libro usado. Dicen que los libros están vivos cuando se leen, cuando se comparten, cuando se les da la oportunidad de seguir sorprendiendo, entreteniendo o ilustrando. En su web lacasqueria.com podéis leer todos los detalles sobre su proyecto y sus actividades.

por Mercedes Gómez

—-

Bibliografía:

Gabriel Sánchez Espinosa. Los puestos de libros de las gradas de San Felipe de Madrid en el siglo XVIII. Revista Goya, número 335 (abril-junio 2011).

Diario ABC, 11.9.1903

Ayuntamiento de Madrid. La Feria de Libros de la Cuesta de Moyano. Madrid 1986.

Queridos amigos:

¡Cumplimos cuatro años!

A lo largo del pasado año, y de sesenta y un artículos, hemos completado un singular recorrido, el nuestro, pues entre todos hemos ido construyéndolo. Sin vuestra ayuda el camino habría sido distinto, seguramente ni siquiera habríamos llegado hasta aquí.

Un recorrido desde el Madrid más antiguo hasta el Madrid que hoy (a pesar de los pesares) tenemos la suerte de vivir. Hemos conocido algún enclave prehistórico, hemos paseado en busca de las murallas que rodearon la villa, la antiquísima muralla árabe, la misteriosa segunda cerca que quizá rodeó los arrabales islámicos, y la muralla construida por los reyes cristianos de la cual se conservan numerosos restos. Hemos caminado por el interior de la villa, por sus calles más discretas pero cargadas de historia, intentando revivir épocas pasadas. Hemos encontrado las huellas del arte andalusí en nuestra ciudad, la historia y el arte medieval, los escasos recuerdos del siglo XVI, el esplendor del Barroco, el renovador siglo XVIII, el romanticismo del XIX, nuestro siglo XX, y por supuesto el actual siglo XXI. Hemos admirado a pintores, escultores, ceramistas, fundidores, cartógrafos… visitado museos, edificios y jardines. También hemos conocido algún personaje cuya vida nos ha impresionado… ha sido un año lleno de experiencias bonitas.

Así que un año más me decido a escribir unas palabras celebrando nuestro cumpleaños y solo puedo daros las gracias.

Gracias a los lectores desconocidos, a aquellos que llegaron un día quizá buscando algo pero luego se quedaron, también a los que se marcharon, por el motivo que fuera. Gracias a todos los que habéis comentado aunque haya sido solo una vez, dando vida a algún tema importante para vosotros. Miles de gracias sobre todo a los que participáis con asiduidad, y nunca me dejáis sola, algunos de vosotros me acompañáis desde el principio, o casi, y eso es maravilloso. Y a los que habéis llegado más recientemente, los nuevos buenos amigos siempre ilusionan y animan.

Gracias 34bm, Adolfo, Albert, Alberto Lledó, Alvaro, Álvaro Bonet. Amalia G., Amparo, Ana María Vicente, Ana Ortega Tenor, Andrés, Angel Alda, Anne Barcat, Antonio, Antonio Iraizoz, Ars, Bea, Begoña, Begoña Alcalá-Galiano, Bélok, Benita Barrionuevo Díaz, Blanca López-Muñiz de Mendizabal, Boro, Carlos, Carlos Núñez le Vieux, Carlos Osorio, Carlos Rodríguez, carlos spana, Carlos Viñas, Carmen, carpio, ch, churri, Cris, Cruz Planchuelo Valencia, Dan, David, davidguty77, Dinora, doña Umé, dossotas, El Chato de Ventas, elena asins, Elena D.C., elmadriddelosartistas, Emilio, Emilio Guerra, Emilio Mendezdevigo Jimenez, encvila, ensondeluz, Eowyn, erika kava, Estela, Esther, Fausto Ruiz Menjibar, Fernando, Fernando García-Bermúdez Anglada, Fernando Moreno, Francisco, francisco cabañero, Francisco Posse, fuckingfrye, German, Í, Imprenta Artesanal, Irene, Isabel, J.J. Guerra Esetena, Jacobo, Jaime, Jaime, JaqueMate, Javier G. Yélamos, Javier, Galego, Jesús Oliván, Jorge, Jose, jose Alonso, José Antonio, Jose Casado, José Manuel, Cebrián, joseluisgarrot, Juan, Juan Antonio, Juana, JuanZevi, Julia, Julian S., La Doña, Lola, lorens, luis, M.Carmen Voces, m&company, Madrid auf deutsch, madridyyo, Madriles., maniasmias, Manuel, Manuel Álvarez, Manuelblas, Manuel Romo, Mar, Marco Aurelio, Margarita, maria, María Rosa, Maribel, Marta, Marta Dupond Fernández, matritensis, Miguel Ángel, Militos, Montserrat Lopez Amador, Nico Sandoval, optimistax, Pablo, Pablo Jauralde Pou, Paco Gómez, Paco Hidalgo, Papageno, Pau, PauVallecas, Pedro Pablo Martínez, pilar, Pilar Gonzalez Gonzalez, Rafael Martín, Raul Canepa, rebecapardo, robermdp, Romo XIII, Rómulo-Antonio Tenés, Ruben, Sebastián, tomiki, toni, vecino, Ventura Jimenez, vicentecamarasa, Yoly.

Entre todos habéis completado los artículos con aportaciones muy valiosas y comentarios enriquecedores y amables. Todo esto es lo mejor pues convierte el blog en un lugar de encuentro.

Gracias especialmente a Pedro Jareño, una vez más, que nos llevó a lugares impensables como solo él sabe hacer. Y a David Gutiérrez, querido amigo con el que siempre es un placer colaborar, y que siempre me ayuda cuando lo necesito.

Muchas gracias a todos, saludos y besos.

Mercedes

Hoy he actualizado varias entradas gracias a vuestra ayuda, lo comento aquí y pongo los enlaces por si a alguien le interesa alguno de los temas, ya que no es fácil ver las actualizaciones o comentarios nuevos en artículos antiguos:

En los comienzos del pasado diciembre Esther nos contó que la maqueta de la Gran Vía había desparecido, y nos preguntábamos el motivo. Según publicó el diario ABC el pasado viernes 11, una conductora se estrelló contra el monumento. La maqueta está ahora en un almacén municipal a la espera de su restauración y poder volver a su lugar.

En vísperas de Nochebuena, JuanZevi nos regaló una bonita información sobre la Fuente de los Niños, la fuente de Mariano Benlliure, tan bella que le gustaba a todo el mundo y el artista realizó varias réplicas. Una de ellas, fundida en bronce, se encuentra en Santander, frente a la playa del Sardinero. Sobre ella Juan nos contaba los detalles reflejados en su libro Viaje apasionado por las escuelas de Cantabria. A los pocos días mi querida amiga Mar me envió la foto que acabo de incluir y que ilustra el comentario de Juan.

En el segundo artículo dedicado a los Pasadizos volados he añadido la foto de dos de los varios ejemplos aportados por Fernando Moreno en uno de sus comentarios: el del Palacio de Santa Cruz, Ministerio de Asuntos Exteriores, y la galería que se encuentra en la Quinta de Vista Alegre, que aunque no es exactamente un pasadizo volado merece la pena incluirla por su singularidad y el lugar en que se encuentra.

Quinta de Vista Alegre

Quinta de Vista Alegre

Y hablando de Vista Alegre, fantástico el recuerdo y la crónica de Antonio que ayer intentó visitarla pero como era sábado no pudo entrar y paseando la rodeó completa. Luego nos contaba sus impresiones. Te agradecemos mucho este comentario Antonio, rescatando a la pobre y olvidada Quinta.

Mercedes

La fundición de escultura en bronce es una técnica muy antigua y uno de los trabajos artesanales quizá más desconocidos. El bronce, material artístico por excelencia, llamado a perdurar gracias a su resistencia, está presente en infinidad de obras en los museos y calles madrileñas. Su propia historia es apasionante. Es una aleación metálica compuesta de cobre y, en pequeña proporción, estaño, y fue la primera de importancia descubierta por el hombre, tanta que dio nombre a un periodo de nuestra prehistoria, la Edad del Bronce. Nuestros antepasados mezclaron los minerales en hornos de carbón vegetal, en un principio para la realización de armas y otros utensilios, y descubrieron un arte que se convertiría en milenario.

Entre los procedimientos empleados desde los tiempos más remotos se encuentra la fundición a la cera perdida. El camino es largo y laborioso, desde que el artista esculpe el original en barro hasta llegar a la obra definitiva en bronce. El fundidor hace realidad la idea del escultor. Para comprender el valor y complejidad del proceso os recomiendo leer el artículo de Ramón Puig en su blog ensondeluz.

Son varias las empresas que se dedican a esta tarea en Madrid. Arte 6, nacida en 1994, creadora de obras emblemáticas como El Abrazo, de Juan Genovés, ubicada en la plaza de Antón Martín. Capa Escultura, empresa familiar, fundada en 1958 por Eduardo Capa. Por citar una de sus obras recientes, de sus hornos salió la espectacular Puerta de la Ampliación del Prado, de Cristina Iglesias. Ambas fundiciones se encuentran en Arganda del Rey. La más antigua es la Fundición Codina. Ha cumplido 120 años.

La historia de cinco generaciones de esta familia es la historia de nuestro patrimonio escultórico. Su origen se remonta a la actividad de Federico Masriera y Francesc Vidal en la Barcelona modernista del siglo XIX. En 1891 Federico abrió su propia fundición artística, junto a su sobrino, a la que llamarían Masriera y Campins, en la que recuperaron la técnica de la cera perdida. Al cabo de un tiempo Masriera abandonó la empresa y Campins se asoció con Benito de Codina. Poco después se trasladaron a Madrid y fueron el germen de la actual Fundición Codina Hermanos, cuyos hornos desde la calle Cartagena a la de Albarracín hasta llegar al emplazamiento actual en Paracuellos del Jarama han dado forma a las obras de más de 750 escultores utilizando 12.000 toneladas de bronce fundido.

codina hnos

Con motivo de este aniversario se ha presentado en la Fundación Diario Madrid una maravillosa exposición: Fundición Codina, 120 aniversario. El bronce desde 1892.

La visita es una delicia, por varios motivos, da gusto recorrer la calle de Larra, entrar en el edificio que alberga la Fundación, y por supuesto detenerse en cada detalle de la propia muestra.

La calle de Larra va desde la calle de Barceló, frente al Museo Municipal, hasta la de Sagasta. Los edificios son notables, en el nº 2 se encuentra el antiguo Cine Barceló, obra racionalista de 1930 de Luis Gutiérrez Soto; en la acera de los impares, nº 11 a 21, los bonitos edificios de viviendas proyectados en 1928 por Luciano Delage Villegas para don Juan Castro. Y en el 12 la sede de la Fundación, que hoy día comparte con el Instituto Europeo de Diseño.

Antiguo edificio, talleres y almacén de la revista Nuevo Mundo, su construcción inicial se remonta a los comienzos del siglo XX, proyecto de 1906 de Jesús Carrasco-Muñoz Encina. Como leemos en la placa instalada por el Colegio de Arquitectos de Madrid, “el edificio actual es el resultado de una serie de ampliaciones y reformas de un primer inmueble proyectado para el semanario Nuevo Mundo. En diversas épocas también sirvió de sede a los diarios La Voz, El Sol, Arriba y Marca”. Está adornado con detalles modernistas y cerámicas de Daniel Zuloaga. Su planta rectangular se organiza alrededor de un patio cubierto, hoy convertido en sala de exposiciones. Hasta el próximo día 31 de enero este patio, bajo su bella cubierta de vidriera policromada, acoge una selección de obras de la Fundición, un auténtico lujo. Medallas, esculturas y fotografías nos muestran la historia de los talleres, el proceso artístico, y casi una Historia de la Escultura de los últimos cien años.

patio Diario Madrid

Julio López Hernández, escultor del que hemos hablado aquí hace poco y gran impulsor de esta exposición, es el autor de las medallas que se entregan a los escritores galardonados con el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes todos los 23 de abril, así como del retrato de cada autor premiado. Se exponen aquí treinta y dos modelos de escayola utilizados para su fundición en bronce, cuya colección completa se encuentra en la Universidad de Alcalá.

retratos Cervantes

En la recepción de la sede han situado el boceto original en escayola del monumento a Indalecio Prieto, de Pablo Serrano, gran escultor al que tanto hemos admirado en este blog. Ya en el interior del patio, perfectamente iluminado, contemplamos bocetos en bronce de grandes obras, como la de Don Quijote y Sancho del monumento a Cervantes en la plaza de España, realizada por Federico Coullaut Valera, hijo de Lorenzo. Asombra la perfección que puede alcanzar en el detalle un material de tanta dureza.

Se muestran algunas joyas, como el monumento a Antonio Machado de Julio López Hernández, formado por un relieve y una escultura, nunca llevado a término, al menos de momento.

Una de las obras más atractivas es el boceto del Ángel de Madrid nuevamente de Federico Coullaut Valera, obra que corona el emblemático Edificio Metrópolis, fundido en bronce recientemente pues el original en yeso tan delicado estaba en peligro.

angel de madrid

Asombra poder contemplar de cerca el molde en resina de poliéster y escayola de la cabeza del caballo del General Martínez Campos, gran obra de Mariano Benlliure instalada en el Retiro en 1907.

caballo Benlliure

Curiosidades como los “monumentos que nunca llegaron a erigirse”, dedicados a Felipe V y Fernando VI. Documentos fotográficos de gran interés, como la carta manuscrita de Pablo Serrano en relación a su Cabeza de Machado enviada al MOMA de Nueva York. Etc. La exposición es un homenaje al arte de la escultura y la fundición, también una llamada para que no se pierda este oficio.

Además de admirar obras de arte hemos aprendido mucho acerca de esta actividad artesanal. El hermoso trabajo desde que el escultor creó el primer modelo, la intervención de vaciadores, moldeadores y fundidores. El horno de cocción es la mufla, donde las obras permanecen entre tres y ocho días a altísimas temperaturas hasta que por fin, el milagro, se produce el vaciado en bronce. La obra resultante aún debe ser cincelada y finalmente, aplicada la pátina, que dará a la escultura su aspecto definitivo.

Por : Mercedes Gómez

——

Bibliografía:

Catálogo exposición Fundición Codina, 120 aniversario. El bronce desde 1892.
Fundación Diario Madrid, 2012.

artedemadrid@gmail.com
Los artículos y fotografías publicados en este blog están a disposición de todos aquellos a quienes puedan interesar. Pueden ser utilizados, citando su procedencia y a su autor. En ese caso, te agradecería me lo comuniques por correo-e. No deben ser utilizados sin autorización en ninguna publicación con ánimo de lucro. © Arte en Madrid

Intoduce tu dirección de correo-e para seguir este blog y recibir notificación de nuevas entradas

Estadísticas del blog

  • 1,428,488 Visitas totales
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 739 seguidores