IMG_4768

La exposición dedicada al escultor madrileño Juan Muñoz en el Reina Sofía, Retrospectiva, es sencillamente espectacular. Por las obras de este artista tan especial, y por el magnífico montaje, que obliga a vivir su recorrido casi como una aventura.

Antes que en Madrid, se ha podido ver en la Tate Modern de Londres, en Oporto, y en el Museo Guggenheim de Bilbao. Cada montaje habrá sido diferente, seguramente todos impactantes.

En el Museo madrileño la exposición está distribuida por diversos lugares, y el visitante-espectador-transeúnte debe buscarlas y moverse de un lugar a otro, y acercarse a ellas, rodearlas, para poder verlas de verdad. Debes ir y venir por el antiguo edificio de Sabatini, sus galerías y su jardín para no perderte nada.

También se exponen algunos dibujos del artista en una sala hasta ahora desconocida para mí, la Sala de Protocolo, cuyas paredes son enormes y cálidos armarios de madera. Hay que subir por una estrecha y empinada escalera de caracol para ver los cuadros, máximo dos personas a la vez.

Todo contribuye a que te parezca que formas parte de la obra que se representa.

Enigmático, mágico… muchos son los adjetivos que ha recibido este gran artista. Estos días se ha escrito mucho sobre el escultor y su obra. Algunas recomendaciones:

El diario El Mundo ofrece un reportaje estupendo sobre la mágica escultura de Juan Muñoz, en Madrid.

El ABC cuenta que las esculturas narrativas de Juan Muñoz han llegado a Madrid para invadir, literalmente, multitud de espacios del Centro de Arte Reina Sofía y sorprender por todos los rincones al visitante de la mayor retrospectiva del artista en su tierra.

Por su parte El País opta por el reencuentro de Cristina Iglesias con la obra del que fuera su compañero, un Reencuentro en el laberinto de Juan Muñoz.

El arte de Juan Muñoz provoca emociones encontradas. Por una parte, sus obras son misteriosas, pero por otra parecen formar parte del mundo real, sus figuras parecen ajenas a tí, pero tienes la sensación de que de pronto van a moverse o van a girar la cabeza rápidamente y te van a decir algo. Parecen vivir en un mundo de soledad, pero entre ellas se hablan, seguro, en cuanto nos damos la vuelta.

por Mercedes Gómez

———-

Juan Muñoz. Retrospectiva
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Hasta el 31 de agosto de 2009

Anuncios