Queridos amigos:

¡Arte en Madrid cumple dos años!. Hace justo doce meses, cuando celebramos el primer cumpleaños, y me decidí a escribir un post para compartirlo con vosotros, comencé diciendo que me parecía mentira, ¡un año!.

Casi todo lo que dije entonces valdría un año después, ha sido divertido, enriquecedor… un nuevo año en el que he descubierto muchas cosas interesantes, aunque nuevamente lo mejor ha sido poder intercambiar ideas, opiniones y paseos con vosotros.

La mayoría de los que me acompañáis desde el principio, ahí estáis, convertidos para mí en verdaderos amigos “virtuales”, como “de toda la vida”. Esto me parece muy bonito, me vais a permitir que lo diga. Pero este nuevo año habéis llegado algunos nuevos amigos que con vuestra activa participación os habéis convertido en imprescindibles y queridos. En fin, sin duda es fundamental la presencia de otros lectores quienes, aunque silenciosos, son cada día más numerosos y animan a seguir adelante.

El pasado día 2 de enero recibí un correo de WordPress en el que me hablaban de la “buena salud” de mi blog, me hizo mucha ilusión. Además de número de visitantes, lugares de procedencia y cosas de este tipo, me recordaban que durante el año 2010 había publicado ¡88 posts!. Lo primero que pensé fue: casi noventa paseos, o noticias, o descubrimientos que me habían provocado curiosidad y, lo mejor de todo, casi 90 temas nos habían permitido comentar, criticar, reclamar, alegrarnos, a veces ¡enfadarnos! por algo que nos disgusta del nuevo Madrid, esperanzarnos con nuevos hallazgos…

Madrid es una ciudad preciosa, en cada rincón y en cada barrio hay cosas que merecen la pena, la mejor forma de conocerla es pasear por sus calles y plazas, pero también es bonito conocer su historia. Y quizá necesario, conocer el pasado ayuda a comprender el presente.

Madrid es una ciudad viva, cambiando cada día, en general para mejor, no hay más que recorrerla para comprobarlo, aunque también tiene sus problemas, a veces debidos a la vida misma, al progreso, otras a nuestros gobernantes a quienes muchas veces no entendemos, y en una inmensa parte ocasionados por las personas que la habitamos, y que nos lleva a ser injustos a la hora de juzgarla.

Espero, deseo, que sigamos juntos compartiendo historias, sucesos y proyectos.

Infinitas gracias a todos,

muchos saludos y besos

Mercedes

Anuncios