El periódico El Imparcial, diario político de la tarde, nació en Madrid en 1867 fundado por don Eduardo Gasset y Artime. La Redacción y Administración se ubicaba en la calle de Recoletos número 4. Al año siguiente, convertido en diario liberal de la mañana, se había trasladado a la calle de Oriente 3. En 1875 el administrador estaba en la plaza de Matute 5. En 1889 se instaló en la calle de Mesonero Romanos 31. Por fin, después de tantos cambios y traslados se pudo construir su propio edificio, proyectado en 1911 por el arquitecto Daniel Zavala Álvarez.

Sobre un solar irregular cercano a la plaza del Progreso (actual Tirso de Molina) se situaron las diferentes secciones. En la parte exterior con fachada a la calle Duque de Alba número 4 las oficinas, dirección y redacción. Detrás en torno a un patio se situaron los talleres de composición.

Proyecto de edificio para El Imparcial (COAM)

Proyecto de edificio para El Imparcial (Fuente: COAM)

La prensa se hizo eco de la inauguración de la Nueva Casa de El Imparcial que tuvo lugar el día 7 de marzo de 1913, elogiando la elegante casa-palacio y el trabajo del arquitecto y su maestro de obras, Benito Moreno.

Eco Construccion 15.3.13

El edificio, de estilo ecléctico, consta de un cuerpo central y dos torreones a los lados, con fachada adornada con balcones, columnas, frontones… La entrada bajo el torreón a la izquierda llevaba al edificio de oficinas y redacción, por la derecha se accedía al patio y a los talleres situados en la zona interior.

El 15 de marzo de 1913 la revista La Construcción moderna publicó una nota en la que describía con detalle el interior del edificio al que calificaba de luminoso, alegre y cómodo, y muy apropiado para acoger todos los servicios de un periódico moderno. Algunos talleres y la instalación para la calefacción de vapor en el sótano; la administración, rotativas y un gran patio de máquinas en la planta baja; y la redacción y talleres de composición en la planta principal.

En 1933 se suspendió la edición del diario, las rotativas dejaron de funcionar y el patio fue reformado para acoger una sala de cine, el Alba. Desde los años 80 la sala se ha dedicado al cine “X”, una de las últimas, quizá la última, de este tipo que siguen existiendo en Madrid.

Foto: Ayuntamiento de Madrid

Foto: Ayuntamiento de Madrid

El inmueble hoy día está ocupado por el edificio de la calle Duque de Alba cuyos salones se alquilan para eventos y tiendas efímeras, una entidad bancaria en la planta baja y en la parte posterior el cine. Aunque nada lo anuncia en el exterior (el letrero de sala “X” desapareció hace tiempo), la entrada está bajo el torreón de la derecha; solo los carteles en el pasillo de acceso, zona antes destinada a los vendedores, dan una pista sobre lo que allí se encuentra.

fachada2

En el interior del edificio poco queda de la decoración original, aunque se conserva perfectamente, restaurado hace unos años, y en verdad es luminoso y alegre. Según el Plan General de Ordenación Urbana goza de protección integral, calificado de Palacete. En el vestíbulo o portal de ingreso a la antigua Redacción aún se conservan el friso, el suelo y la escalera de mármol blanco que lleva al piso principal.

portal

Y probablemente la barandilla de hierro forjado con pasamanos de caoba.

escalera

Las paredes y techos del vestíbulo, la escalera y los salones están decorados con molduras y cornisas que en el pasado estaban pintadas al óleo.

cornisa techo salon

La luz entra por los balcones que dan a la calle y los que dan a un pequeño patio a sus espaldas, todos conservan los marcos y contraventanas de madera.

balcones patio

Los muros del patio están revocados imitando la piedra y se observa algún dibujo.

patio

Como decía, los salones hoy se alquilan, a la espera de poder darle un uso definitivo. Según noticia publicada a comienzos de este año en El País, en esos momentos los dueños no querían derribar el cine, sino conservarlo con vistas a la conversión del edificio en fundación cultural. Según explican, era el Ayuntamiento quien no permitía “devolver la gloria perdida al palacete si antes no se tira abajo el edificio que alberga el cine para recuperar el antiguo patio de manzana”.

La Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio en un documento relativo al Recorrido peatonal crítico realizado el 16 de noviembre dentro de las II Jornadas Patrimonio en Alerta Roja, nos informa de que recientemente se ha presentado una solicitud para demoler esta sala cinematográfica y sustituirla por un inmueble de cuatro alturas y uso terciario, lo que supondría una nueva merma en el número de espacios culturales de nuestra ciudad y una inevitable afección a su patrimonio histórico pues no sólo se vería afectada la imagen del propio inmueble (catalogado con Nivel 1 de protección, grado Integral), sino de otros colindantes, como la Casa de la Duquesa de Sueca.”.

Recuperar el antiguo patio de manzana… ¿para levantar un edificio de cuatro alturas tras el palacete centenario?.

Que las autoridades competentes protejan nuestro Patrimonio de verdad, por favor.

Por Mercedes Gómez

———-

Fuentes:
“La nueva casa de El Imparcial”. La Construcción Moderna. Madrid 15.3.1913.
“La nueva casa de El Imparcial”. El Eco de la Construcción. Madrid 15.3.1913.
COAM. Guía de Arquitectura de Madrid. Madrid 2003.
B. García. “Historias de una sala X con caldera de carbón”. El País. 4.1.2013.
Ayuntamiento de Madrid

Anuncios