La vida cultural madrileña es muy rica y viva, continuamente nos ofrece novedades a veces inesperadas. Como este microteatro, dos obras muy breves –duran unos quince minutos cada una­–, cuyo escenario y a la vez protagonista es la institución que las inspira, la Fundación Fernando de Castro, Asociación para la Enseñanza de la Mujer.

Recordemos la visita a esta Fundación Fernando de Castro en octubre del año pasado, en la que tuvimos ocasión de conocer su historia y las bellas y cuidadas estancias de su sede en la calle de San Mateo.

castro patio1

Es un lugar habitualmente cerrado al público y por tanto de difícil acceso. Ahora tenemos la ocasión de conocerlo, además de disfrutar del Teatro pues en dos de sus salones se representan dos micro-obras. Forman parte del proyecto Si las paredes hablasen que ha sido llevado a cabo por la Fundación de Casas Históricas y Singulares en colaboración con Microteatro por dinero.

Su objetivo es acercar al público edificios históricos poco conocidos que al abrir sus puertas permitan que sus muros nos hablen y desvelen sus secretos. Se trata sin duda de una forma diferente de mostrar nuestro patrimonio histórico y artístico.

Tras una convocatoria pública a la que se presentaron numerosos autores y una difícil elección debido a la calidad de las piezas, se representan aquí dos de ellas.

En la Sala de Música, Paradoja atemporal, una tragicomedia de contenido social.

programa1

La obra transcurre en dos momentos de la Asociación para la enseñanza de la mujer, en 1904 y 1954, dos momentos de la vida en Madrid.

(Foto: si las paredes hablasen @silasparedes_)

(Foto: si las paredes hablasen @silasparedes_)

Y en el antiguo Comedor de alumnas o Salón rojo, Carta de amor: manual de elaboración, una comedia divertida y muy tierna.

programa2

La historia de Alfonso, enamorado en secreto de una señorita, y Adela, estricta profesora de mecanografía.

(Foto: si las paredes hablasen @silasparedes_)

(Foto: si las paredes hablasen @silasparedes_)

Podemos asistir a las representaciones los jueves y viernes de este mes de mayo. El precio de cada entrada es 5 euros. Todos los detalles y horarios los podéis consultar en el programa.

Las dos obras, diferentes pero ambas recomendables, convierten la visita a la Fundación Fernando de Castro en una bonita experiencia. No solo los actores, también ¡las paredes nos hablan!

Por : Mercedes Gómez

Anuncios