Hace ya tiempo visitamos por primera vez la Nave de Motores de Pacífico y contamos su historia. Se trata de una de las sedes del Museo del Metro de Madrid Andén Cero –la otra es la Estación de Chamberí–.

Recordemos que esta central eléctrica se comenzó a construir en 1923 en una gran parcela propiedad de la Compañía, entre las calles de Cavanilles, Sánchez Barcaiztegui y Valderribas, para mejorar el funcionamiento de la red de Metro, solucionando posibles faltas de suministro eléctrico.

Tres grandes motores diesel fueron instalados en la nave. La gran potencia de esta central llegó a proporcionar energía a otras subestaciones e incluso a la ciudad. Fue la central eléctrica española de mayor potencia en su momento. Durante la guerra suministró luz a la población madrileña.

Volvemos a la Nave de Motores para visitar la exposición 100 años de Metro. Pasado, presente y futuro.

La muestra narra lo ocurrido a lo largo de estos cien años, desde los orígenes, la construcción que comenzó en 1917, la inauguración dos años después de la primera línea con ocho estaciones, hasta llegar a las trescientas dos que tiene la red hoy día y los proyectos futuros… Fotografías, documentos, objetos, textos y videos explican la historia y el rico patrimonio de Metro de Madrid.

Una de las joyas expuestas es la maqueta de la estación de Sol que reproduce el cruce de las tres primeras líneas bajo la plaza con todos sus edificios emblemáticos. Fue realizada en 1949 en madera, escayola, alambre y pintura.

Además estos días tenemos la oportunidad de acceder mediante visita guiada a un espacio desconocido hasta ahora, normalmente cerrado al público, el sótano de la Nave de Motores.

Bajo los impresionantes motores se encuentran las maquinarias que controlaban la Central que suministraba la energía al Metro de Madrid. Unos pasadizos llegan a un túnel que conectaba con la estación de Pacífico. Años después conectó también con las subestaciones de Quevedo y Castelló, de las que también hablamos aquí.

Un doble cable de 15.000 V recorría el subsuelo de Madrid.

Vemos algunas de las herramientas que utilizaban, máquinas, los espacios estrechos en los que debían desenvolverse los operarios, con ruido, calor… debía ser duro trabajar allí.

La exposición es de entrada libre, en la Nave de Motores, calle Valderribas, 49.

Horario: De lunes a viernes de 17:00 a 21:00 horas y los sábados y domingos, de 12:00 a 21:00 horas

Para el recorrido guiado y acceso a los sótanos es necesario reservar la visita.

Hasta el 15 de julio.

 

Por Mercedes Gómez

 

 

 

 

Anuncios