You are currently browsing the tag archive for the ‘Barrio de Maravillas’ tag.

A mis abuelos,
que vivieron aquí la mayor parte de su vida

 

La calle del Espíritu Santo nace en la Corredera Alta de San Pablo y llega hasta la calle de San Bernardo.

calle espiritu santo

Su historia es antigua. Recordemos que a mediados del siglo XV, reinando Enrique IV, el límite norte de Madrid estaba en la plaza de Santo Domingo. Mas allá de la Puerta del mismo nombre, una de las puertas de la Cerca del Arrabal, sólo había bosques y cursos de agua que regaban los fértiles terrenos. Y así fue hasta finales del siglo XVI, cuando Felipe II estableció la Corte en la Villa y la ciudad empezó a crecer. En el siglo XVII se produjo un gran aumento de población, y bajo el reinado de Felipe IV se construyó la nueva Cerca de Felipe IV. Las Puertas de la villa por el norte pasaron a ser, la Puerta de Fuencarral, próxima a la actual glorieta de San Bernardo; la Puerta de las Maravillas, al final de la calle de San Andrés; y la Puerta de los Pozos de la Nieve cerca de la actual glorieta de Bilbao. En los terrenos intramuros, entre los caminos que surgieron en dirección a Fuencarral se crearon una serie de calles, una de ellas fue la del Espíritu Santo.

En un principio se conoció como Calle de Buenavista, que empieza desde la Calle Baja de Fuencarral y acaba en la Cruz del Espíritu Santo. Y prosigue desde la Cruz del Espíritu Santo hasta la Carrera de San Pablo. Así se menciona en el manuscrito sobre la Visita General realizada a las casas de Madrid en 1625, que describe el Madrid de las primeras décadas del siglo XVII.

En el tramo que iba del antiguo Camino de Fuencarral –hoy San Bernardo– a la Cruz del Espíritu Santo el manuscrito describe escasas construcciones, una caballeriza y cochera, una casilla que da a Fuencarral, y dos casas, una de ellas debía ser importante pues tenía once puertas que daban a las calles de las Minas, Buenavista y Pozas.

El otro tramo, desde la Cruz hasta la Carrera, hoy Corredera de San Pablo, estaba mucho más poblado. El manuscrito describe diecinueve casas cuyos propietarios tenían los más variados oficios: una tabernera de corte, un zapatero, tres cocineros, una lavandera, un carretero, dos panaderos…

En el primer plano de Madrid, el Plano de Mancelli, de 1623, no aparece el nombre de la calle pero sí está indicada con el nº 27 la Cruz del Espíritu Santo, en la esquina con la calle de San Andrés. La manzana ya muestra la forma de la esquina en la que estaba la Cruz, que siglos después los vecinos llamaron La Rinconada.

Plano de Mancelli (1623)

Plano de Mancelli (1623) (detalle)

Es en el Plano de Pedro Texeira, de 1656, cuando aparece denominada como calle del Espíritu Santo. Texeira tampoco dibujó la cruz.

La Cruz del Espíritu Santo era una de las varias cruces de índole religiosa que existían en aquella época en la Villa. Sin ir más lejos, había otra a escasos metros, en la propia Corredera, junto a la iglesia de San Ildefonso –entonces aneja a la parroquia de San Martín–, que sí dibujó Texeira.

Plano de Texeira (1656) (detalle)

Plano de Texeira (1656) (detalle)

Ha sido muy difundida la historia de que en tiempos de Felipe III “había allí unas casas habitadas por gente de mal vivir, cayó un rayo el tercer día de Pascua de Pentecostés, y produjo un incendio que destruyó unas tiendecillas de moriscos que en ella había. En memoria de este suceso se levantó en tal paraje una cruz de piedra con una paloma en medio, llamándose la Cruz del Espíritu Santo de donde le vino el nombre a la calle…”

Fue Pedro de Répide quien, a veces moviéndose entre la historia y le leyenda, escribió todo esto en uno de sus artículos –recopilados en su famoso libro Las Calles de Madrid– escritos en los años 20 del siglo pasado.

Contaba también Répide que la calle del Espíritu Santo está situada sobre antiguos terrenos del abad de Santo Domingo de Silos y del prior del Monasterio de San Martín. Lo cierto es que varias casas en el siglo XVIII eran propiedad de la Congregación del Espíritu Santo, San Martín y San Bartolomé, ubicada en la parroquia de San Martín, así consta en la Planimetría General. Aunque la verdad es que muchas casas entonces pertenecían en esta calle y en toda la villa a las órdenes religiosas.

En el siglo XVIII la calle recibía el nombre de calle de la Cruz del Espíritu Santo.

Plano de Espinosa (1769) (detalle)

Plano de Espinosa (1769) (detalle)

Finalmente Répide nos informó de que “la cruz fue quitada de ahí en 1820 por orden del corregidor Marquina, que quitó todas las cruces que había en las calles y plazas de la corte, excepto la de Puerta Cerrada”.

Desde 1835, por acuerdo municipal, es la calle del Espíritu Santo.

La Rinconada se encuentra en la plaza creada tras el derribo de las últimas casas de la manzana 473. La plaza, sin denominación oficial hasta 1969, siempre fue conocida por los vecinos como El Rastrillo, por el mercado que allí se instalaba, nombre que muchos esperamos recupere, y desaparezca el nombre actual que nada tiene que ver con la historia del barrio y de las personas que allí vivieron y viven.

rinconada

El Ayuntamiento le adjudicó el nombre de plaza de Juan Pujol en noviembre de dicho año 1969, por cierto pocos meses después de que se quemara el entrañable Cine Dos de Mayo.

En las últimas décadas la calle del Espíritu Santo ha cambiado mucho aunque continúa siendo una calle comercial y de encuentro. Tal vez herencia de la vida que aquí existió hace cuatro siglos, cuando la habitaron madrileños que desempeñaron diversos oficios, recordemos, panaderos, cocineros, zapateros… Quizá herencia del cercano mercado de San Ildefonso, cuyos puestos callejeros desde el siglo XIX hasta 1970 en que fue derribado, llegaban desde la Corredera hasta aquí.

Aún en los años 80 y primeros 90 dominaban las carnicerías, pescaderías, fruterías, tabernas, la droguería de toda la vida, la tahona del Mico…

Espíritu Santo, 4 (Foto: 2006)

Espíritu Santo, 4 (Foto: 2006)

De todo aquello apenas continúa existiendo la farmacia, la papelería –reconvertida, ofrece servicios de imprenta– el estanco, una frutería –la de Andrea, ahora bautizada como El Rincón de Andrea– y la tradicional pollería Herrero. Y se ha recuperado en cierto modo la vieja churrería, que hace muchos años vendía los churros recién hechos ensartados en un junco, ahora moderna churrería-chocolatería.

Curiosamente en algunos de los comercios que se conservan, como la carnicería en el nº 4, los bonitos letreros antiguos han sido sustituidos. Lo que no ha cambiado en diez años son las paredes pintarrajeadas. Creo que es una de las calles más pintarrajeadas de Madrid.

Espíritu Santo, 4 (Foto: 2016)

Espíritu Santo, 4 (Foto: 2016)

Sin embargo otros establecimientos que se han transformado y ahora tienen nuevos usos, sí guardan elementos antiguos. Como la antiquísima Carnicería y Salchichería en el nº 28, en la Rinconada, que hoy alberga la tienda de ropa Remember.

carniceria y salch 2016

Muchos de los elementos de la carnicería se han conservado en una buena rehabilitación del local.

ropa en la carniceria

Las vigas de madera vistas, los azulejos blancos, la puerta de la nevera, un grifo de la antigua pila, los espejos, los ganchos para colgar las carnes…

colgadores carnes

La calle del Espíritu Santo desde hace unos años está adornada con árboles.

Espíritu Santo, esquina calle de la Madera, manzana 463

Espíritu Santo, esquina calle de la Madera, manzana 463

Árboles que seguro fueron algo impensable para los vecinos en las primeras décadas del siglo XX, incluso en los años 40 y 50, cuando en muchas de las viviendas ni siquiera disfrutaban de agua, solo una pila en cada piso y una fuente en el patio para todos, hasta que poco a poco, no hace tanto tiempo, cada uno pudo ir instalando su propio aseo, muy pequeño en algunos casos, y disponer de agua en su propia vivienda.

Así sucedió en una de las casas más antiguas de la calle, la corrala del actual nº 20, antigua casa nº 13 de la manzana 452.

Calle Espíritu Santo, 20

Calle Espíritu Santo, 20

Los nuevos locales comerciales, a lo largo de todo el primer tramo de la calle, son variopintos. La Tienda de las Gorras, otra que vende ropa vintage al peso, una floristería, dos librerías. Una de las tiendas más bonitas es la librería Las tres rosas amarillas, especializada en libros pop-up, móviles o desplegables.

libro pop up

Pasada la plaza, la casa más moderna, construida en los años 70, en el nº 32 ocupa el solar del mencionado Cine Dos de Mayo. El cine de sesión continua que había sido construido en 1928 sufrió un grave incendio en julio de 1969 que lo destruyó por completo.

Continuamos caminando por el segundo tramo de la calle. En la esquina con la de Santa Lucía recordemos existió una tienda de Comestibles, quesos y ultramarinos decorada por Enrique Guijo de cuya cerámica lamentablemente quedan escasas huellas, apenas el escudo.

espiritu santo2

Al final, en la acera de la derecha hay una larga tapia, que siempre me pregunté qué escondía… se trata del jardín del Palacio de Parcent que por fin pude conocer y visitaremos en un próximo artículo.

espiritu santo tapia

La proximidad de la calle de San Bernardo y sus palacios da a la calle un aire más tranquilo y en cierto modo elegante. Tanto en el siglo XVII como en el XX, incluso en la actualidad, Espíritu Santo siempre fue distinta en sus dos tramos.

espiritu santo fin

El Palacio de Parcent fue levantado entre 1728-30, antes que la mayoría de edificios existentes hoy día en este barrio, que fueron construidos en la segunda mitad del siglo XIX.

Espíritu Santo 35, casa de 1863

Espíritu Santo 35, casa de 1863

Junto a los muros laterales del Palacio, hoy sede de oficinas del Ministerio de Justicia, finaliza la histórica calle del Espíritu Santo y nuestro paseo.

espiritu santo XX

Por: Mercedes Gómez

——–

Bibliografía:

Visita realizada a las casas de Madrid en 1625. Manuscrito 5.918 de la Biblioteca Nacional de España.
Planimetría General de Madrid.
APARISI LAPORTA, L.M. Toponimia madrileña: proceso evolutivo, Madrid, Gerencia Municipal de Urbanismo, 2001.
RÉPIDE, Pedro de. Las calles de Madrid. Ed. La Librería, Madrid 2002.
ABC 4 julio 1969,
El País 25 julio 1994

Anuncios

Después de una larga etapa de restauración, la parroquia de los Santos Justo y Pastor y Nuestra Señora de las Maravillas –cuya historia y riqueza ya contamos aquí hace más de tres años– vuelve a mostrarse espléndida, por fin libre de andamios, desde hace apenas dos semanas. Pude visitarla el pasado domingo 17 de julio.

maravillas dos de mayo

Una grata sorpresa fue que en la entrada, en los tablones de anuncios, se habían colocado planos, fotografías e información sobre la restauración.

maravillas entrada norte

La empresa encargada nos cuenta que se han acometido obras de saneamiento, reparación y consolidación de las cubiertas y fachadas “por encargo de la Parroquia de los Santos Justo y Pastor (Maravillas), Excmo. Arzobispado de Madrid”.

maravillas entrada

Se ha llevado a cabo un picado de los revestimientos de los muros exteriores con el fin de eliminar las viejas juntas de la fábrica de ladrillo y un rejuntado con mortero de cal.

maravillas ladrillos

Eliminados anteriores revocos, en los muros donde el ladrillo estaba muy deteriorado se ha aplicado un estuco con acabado de ladrillo fingido… creando en esa zona en realidad un gran trampantojo.

maravillas ladrillo fingido

Se ha restaurado la construcción de granito, incluido el pórtico, elementos ornamentales…

maravillas puerta

… las rejerías, ventanas, balcones y la puerta principal de maderas nobles.

maravillas puerta madera

En el interior también se han realizado obras de restauración y rehabilitación. Tras el desmontado del pavimento de losas de piedra se realizó una “excavación arqueológica con informe de actuación”, aunque no se informa de ningún resultado. En su lugar se ha instalado un solado de granito gris.

maravillas interior

La iglesia luce en todo su esplendor, únicamente llamó nuestra atención la ausencia de la imagen de Nuestra Señora de las Maravillas.

maravillas altar

Tras esta visita, solo habían pasado quince días, ayer leíamos en el periódico digital Somos Malasaña una noticia sorprendente, que la parroquia desaparece, se va a integrar en la vecina de San Ildefonso.

Efectivamente, esta misma mañana hemos podido leer el cartel colocado en la puerta que afirma que desde ayer día 1 de agosto la parroquia de los Santos Niños Justo y Pastor se ha unido a la de San Ildefonso y que la iglesia permanecerá cerrada hasta el próximo 6 de septiembre.

Con este traslado vemos que el peregrinaje de la histórica parroquia no ha terminado.

Recordemos, lo contábamos en el artículo hace tres años aquí, que la parroquia de San Justo, una de las más antiguas de Madrid, una de las Iglesias del Fuero anteriores a 1202, estaba situada entre la plaza del Conde de Miranda y la calle de San Justo, desaparecida a finales del siglo XVII… y que en 1890 la parroquia de los Santos Niños Justo y Pastor se trasladó a la iglesia de las Maravillas.

Ahora, ciento veintiséis años después, sufre un nuevo traslado, uniéndose a la de San Ildefonso.

Así, a partir de ahora, el hermoso templo de Nuestra Señora de las Maravillas, como también nos recuerda otro cartel, quedará solo como iglesia, no como parroquia.

Curiosamente, hace dos días, el 31 de agosto –un día antes del cierre– el diario El Mundo publicaba otro reportaje que incluía una entrevista al párroco, pero no se hablaba del traslado parroquial. Sí de su cierre en agosto en que se va a aprovechar para cambiar la instalación eléctrica y restaurar la imagen de la Virgen –que en la visita habíamos echado de menos–, para que pueda volver a su casa el próximo mes.

maravillas portico

Esperamos en septiembre poder visitar de nuevo esta hermosa e histórica iglesia y admirar su inmenso patrimonio artístico.

Por: Mercedes Gómez

 

 

 

“Cerrado por cese de negocio”, esa frase tan fría en un cartel sobre los cristales cubiertos por papel marrón que impide ver el interior del local, y la despedida en “su facebook”… nos sorprendieron ayer a todos.

metro Bilbao

Ese cierre, sin avisar, al parecer ni siquiera a los empleados, como para que nadie pueda evitarlo, la forma tan intempestiva es quizá lo que ha provocado la reacción de tantas personas, la peregrinación a mi querida Glorieta de Bilbao, a dejar montones de frases de agradecimiento, despedida, protesta, ruegos, cariño… hacer fotografías y acaso comprobar que era cierto, que la puerta del histórico café estaba cerrada.

cafe comercial

Era un lugar muy frecuentado, desde siempre, habitual o esporádicamente. Tantas citas, encuentros, reuniones… en este café. Sin lugar a dudas, El Comercial forma parte de nuestra historia, personal y ciudadana.

Los visitantes han ido dejando mensajes de todo tipo.

cierre de negocio

Tantos años de tertulias, de amores, de cafés

Te vi entrar por la puerta giratoria hace 25 años, ahí supe que eras tú el elegido.

Parte de mi historia, parte de nuestra historia.

Mi amor empezó aquí…

Además de frases personales muy tiernas, se pueden leer otras declaraciones de amor por nuestra ciudad (algo a veces tan difícil de encontrar):

No queremos una ciudad sin historia.

Gracias por este trocito de Madrid.

En su web aún se puede leer que es el Café más antiguo de Madrid, pues el primer documento encontrado en el Archivo de la Villa es de 21 de marzo de 1887.

placa cafe comercial

También nos cuenta la familia Contreras, propietaria desde hace cuatro generaciones -desde 1909-, que el Café tiene el Título de establecimiento centenario, concedido por la Comunidad de Madrid.

Sirva esta entrada imprevista como recuerdo de tantos ratos pasados en este café, escenario de infinidad de historias, reales e imaginadas. Visitado por escritores, oficinistas, actores, vecinos…

¡Qué pena nos ha dado a muchos amigos el cierre del Café Comercial!

Por: Mercedes Gómez

 

Según cuentan las crónicas, el culto a la imagen de Nuestra Señora de las Maravillas es muy antiguo, anterior al siglo XVI, aunque su iglesia madrileña, que hoy se conserva en el barrio al que dio nombre, fue construida en los comienzos del siglo XVII.

Su origen se remonta al año 1613 cuando una de las muchas damas piadosas de la época doña Juana de Barahona fundó en una pequeña casa de la calle de Fuencarral el Beaterio de Recogidas Terciarias Carmelitas. En 1616 se trasladó a la calle de la Palma instalándose junto a la ermita de San Antón que allí se hallaba. Eran los tiempos en que estas calles eran las afueras al norte de la Villa. Aún faltaban unos años para que se construyera la Cerca de Felipe IV y este barrio quedara en ella encerrado. Muy cerca se abriría la Puerta de Maravillas.

Hacia 1624 las beatas se constituyeron en Comunidad, fundando el Convento de Carmelitas Calzadas Recoletas de San Antonio Abad, al cual el 1 de febrero de 1627 llegó, tras muchos avatares, la imagen de la Virgen. El Monasterio pasó a llamarse de Nuestra Señora de las Maravillas y bajo el patronazgo de Felipe IV que otorgó una renta anual al cenobio, se construyó la actual iglesia, que se cree fue inaugurada el 2 de febrero de 1647.

De una sola nave, realizada en ladrillo visto, con capillas laterales y un pórtico en la esquina de la calle de la Palma con la entonces calle de San Pedro -hoy del Dos de Mayo-, con arcos de piedra de medio punto, la Guía de Arquitectura del Colegio de Arquitectos atribuye su proyecto a Alonso Carbonel, y el comienzo de las obras hacia 1621 a Cristóbal de Aguilera. Texeira la dibuja en su plano con mucho detalle.

Plano de Texeira 1656

Plano de Texeira 1656

A lo largo de los siglos ha sido objeto de varias reformas, la más importante en el siglo XVIII, a partir de 1770, transformando algunos de sus elementos barrocos en neoclásicos, sobre todo en su interior. El arquitecto Miguel Fernández, por entonces responsable de la sección de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, construyó un nuevo retablo en sustitución del anterior barroco. Igual que el de San Antonio de los Alemanes, del mismo autor, es de mármol, y contó con la colaboración del escultor Francisco Gutiérrez.

En el exterior se construyó la puerta de entrada en la calle de la Palma en granito con pilastras toscanas y un frontón.

calle de La Palma 28.

Calle de La Palma 28.

Con el siglo XIX llegaron tiempos difíciles, como sabemos durante la guerra de la Independencia el barrio fue uno de los escenarios protagonistas. Unos años después, un suceso marcó el devenir de la historia de la iglesia y del vecindario: en 1869 las Carmelitas fueron expulsadas y el Convento derribado.

Convento de Las Maravillas (Museo de Historia)

Convento de Las Maravillas (Museo de Historia)

En sus terrenos y parte del antiguo Cuartel de Artillería de Monteleón, además de algunas casas demolidas en la calle de San Andrés, se abrió la Plaza del Dos de Mayo que fue inaugurada ese mismo año.

Pl. del antiguo Parque de Artillería. Foto: J. Laurent (1860-66). Col.Ruiz Vernacci Fototeca Mº Cultura.

Pl. del antiguo Parque de Artillería. Foto: J. Laurent. (Col.Ruiz Vernacci. Fototeca Mº Cultura)

La parroquia intentó recuperar la imagen de la virgen que las monjas se habían llevado consigo, pero no fue posible, por lo que se construyó una copia.

Plaza del Dos de Mayo 2013

Plaza del Dos de Mayo (2013)

Tras la expulsión las religiosas sufrieron un largo peregrinar. En un primer momento fueron acogidas por las mercedarias del cercano Convento de Don Juan de Alarcón en la calle de Valverde, donde permanecieron hasta 1891 cuando se trasladaron al paseo del Obelisco, actual paseo del General Martínez Campos. Allí en uno de los hotelitos que había por entonces instalaron una capilla. Las dificultades económicas las obligaron a un nuevo traslado, siendo acogidas esta vez por las Comendadoras de Santiago. Siempre llevando con ellas la imagen de su venerada virgen.

Por fin, en los comienzos del siglo XX pudieron construir su nuevo convento, en la calle del Príncipe de Vergara 23, en el entonces floreciente barrio de Salamanca, al que se llamó de las Maravillas Nuevas. El autor del edificio, que consta de dos cuerpos de ladrillo y cimentación de piedra a ambos lados de la iglesia neogótica, fue Manuel Ortiz de Villajos, hermano de Agustín.

Monasterio de Nuestra Señora de las Maravillas. Príncipe de Vergara 23.

Príncipe de Vergara 23.

Pero antes de visitarla volvamos a la plaza del Dos de Mayo y entremos por fin en su bella iglesia de las Maravillas. Por esas mismas fechas, en los inicios del siglo XX se cerró el pórtico, espacio que fue destinado a dependencias parroquiales (actualmente en obras).

portico

Antiguo pórtico cegado. Entrada a la iglesia, calle del Dos de Mayo.

La puerta primitiva de la calle de la Palma hoy día está cerrada accediéndose a la iglesia por una entrada en la calle del Dos de Mayo, bajo el antiguo pórtico. Tras el modesto aspecto exterior, en su interior su única nave de planta de cruz latina esconde hermosos e inesperados tesoros.

Hagamos un inciso para recordar que la parroquia de San Justo, una de las más antiguas de Madrid, una de las Iglesias del Fuero anteriores a 1202, estaba situada entre la plaza del Conde de Miranda y la calle de San Justo, desaparecida a finales del siglo XVII. Por su parte, la iglesia de San Miguel de los Octoes, que conocimos gracias a Ruy Sánchez Zapata, había sido demolida en 1809… La parroquialidad de San Miguel se unió a la de San Justo en la actual Basílica de San Miguel. Finalmente, en 1890 la parroquia de los Santos Niños Justo y Pastor se trasladó a la de las Maravillas.

Esta es la causa de que algunas de las obras más valiosas de la actual parroquia de Nuestra Señora de las Maravillas y de los Santos Justo y Pastor procedan de la primitiva iglesia de San Miguel de los Octoes. La joya del templo, y una de las joyas de Madrid, es el Cristo de la Buena Muerte, una talla gótica del siglo XIV o XV, protegida tras una reja en la primera capilla a los pies de la Epístola.

cristo gotico

Pinturas de Juan Carreño, Pereda, dos de Zurbarán… Son muchas las obras de arte que merece la pena contemplar en esta iglesia de las Maravillas. Las espléndidas esculturas que flanquean el retablo del Altar Mayor, San Elías y Santa Teresa, patronos de los Carmelitas, son obra del mencionado Francisco Gutiérrez.

Durante la guerra civil ambos templos, el antiguo y el nuevo, como todo Madrid, sufrieron graves daños. Las dos imágenes de la Virgen de las Maravillas desaparecieron.

La nueva imagen de la antigua iglesia en el barrio de Malasaña fue realizada en 1940 por Ricardo Font.

altar

En el caso de la iglesia del Monasterio en la calle del Príncipe de Vergara la virgen es obra de Federico Coullaut Valera. La diminuta figura del Niño es la original pues se salvó.

Maravillas Principe Vergara int

En la fachada del Convento una banderola recuerda que las Monjas Carmelitas celebran el IV Centenario de la Fundación de su Comunidad (1613-2013).

por Mercedes Gómez

—-

Bibliografía:

Pedro de Alcántara Suárez y Muñano. Historia de la sagrada imagen de Ntra. Sra. La Real de las MaravillasLérida 1874.
Félix Verdasco. Nuestra Señora de las Maravillas y de los Santos Justo y Pastor. Madrid 1999 (2ª edición: ampliación y notas de José Flores).
COAM. Arquitectura de Madrid. Madrid 2003.

La calle de San Andrés nace en la del Espíritu Santo y llega hasta la de Carranza, antigua ronda de la Cerca de Felipe IV que rodeaba el Madrid del siglo XVII.

Sobre el porqué del nombre, escribió Pedro de Répide en su libro Las Calles de Madrid que “dice la tradición que en estos lugares hubo una capilla dedicada a este apóstol, y otra, que un capitán de las tropas de Felipe V, que había estado en la batalla de Almansa y cogido una bandera a los soldados del archiduque Carlos, vino a Madrid a entregarla al rey, quien le dio un terreno para que edificase su casa en esta calle, que se llamó de San Andrés por el aspa, símbolo del martirio del santo que tenía la bandera”.

Lo primero es muy posible, que existiera una pequeña capilla o ermita cuando la zona, al norte de la villa, como hemos comentado varias veces, aún estaba formada por tierras boscosas surcadas por arroyos alejadas de la población, o quizá fuera levantada cuando la Corte se asentó en la Villa y la población creció y llegó a estos parajes.

Pero no lo segundo, con permiso de las tradiciones. La calle que llaman de San Andrés es muy antigua, ya existía con este nombre mucho antes incluso de que Felipe V, el que llegaría a ser primer rey borbón español, naciera.

Plano de Texeira (1656)

Plano de Texeira (1656)

En el plano de Texeira la calle aparece representada sin denominación, pero sí consta dicho nombre en el Libro de las casas y calles de Madrid Corte de España, resultado de las Visitas a las Casas madrileñas que comenzaron en diciembre de 1625 (antecedente de la Visita General que se realizaría en el siglo XVIII y de la Planimetría a la que tantas veces recurrimos). El manuscrito fue terminado en 1658. En su índice alfabético nuestra calle aparece en la “A”, como calle de S. Andrés a las Maravillas. Por tanto, ya recibía este nombre cuando Pedro Texeira dibujó su plano.

Dicho manuscrito registra, entre otras casas, unas que pertenecían al Convento de Nuestra Señora de las Maravillas en la traviesa de San Andrés, desde la calle de la Palma al Campo.

Y es que entonces la calle terminaba donde acababa Madrid. Tras la Puerta de Maravillas y la cercana Puerta de los Pozos de la Nieve, que estaba en la calle de Fuencarral, a la altura de la calle del Divino Pastor, solo había campo.

Desde el siglo XVII hasta hoy ha tenido muchos cambios, apenas quedan recuerdos del pasado, pero aún se puede evocar su historia a lo largo de los siglos. Oficialmente pertenece al barrio de Universidad, distrito de Centro, popularmente está en el corazón del barrio conocido como de Malasaña o de las Maravillas.

letrero san andres

Comenzamos nuestro paseo en la calle del Espíritu Santo, junto a lo que los vecinos toda la vida han llamado la Rinconada.

Rinconada

La mayor parte de establecimientos surgidos a finales del siglo XIX o en las diferentes épocas del siglo XX han desaparecido o se han transformado. Por ejemplo, la clásica tienda de ultramarinos Doña Francisquita ha sido reconvertida en “tienda de chinos”, como tantas en Madrid.

doña francisquita

En la esquina con San Vicente Ferrer sí continúa la famosa Farmacia con sus bellas cerámicas obra del taller de Enrique Guijo.

Enfrente contemplamos una de las construcciones más curiosas, una casita que parece la más antigua de la calle. Ocupa el sitio nº 14, el más pequeño de toda la manzana 253, hoy como en el siglo XVIII.

San Andrés nº 6

San Andrés nº 6

A continuación se conserva parte de la fachada de ladrillo de la Fábrica de Hielo La Industrial.

fabrica hielo

Antigua Fábrica de Hielo

La Sociedad La Industrial fue creada en 1908. Cinco años después compró dos inmuebles en la calle de San Andrés esquina La Palma que fueron derribados para levantar varias construcciones industriales destinadas a las fabricación de hielo, almacenes, oficinas y cocheras.

Entrada por calle La Palma

Entrada por calle La Palma

En 1983, setenta años después, la propia empresa emprendió la construcción del edificio actual de viviendas y oficinas conservando la fachada de ladrillo de la antigua fábrica.

En el nº 9 de la plaza del Dos de Mayo esquina con San Andrés hay un edificio notable construido por José Carnicero para viviendas de don Pedro Buraya entre los años 1914 y 1915. Frente a la plaza, donde antes de crearse ésta estuvo el Cuartel de Artillería, dicen que vivió Manuela Malasaña. Un poco más adelante, en el nº 28 esquina con Divino Pastor, estaba la vieja tahona con su chimenea por la que desde muy pronto todas las mañanas salía el olor a pan recién hecho que desgraciadamente hace unos años fue derribada y sustituida por un edificio de modernos apartamentos.

La mayoría de los edificios del segundo tramo de la calle fueron construidos en la década de los años 80 del siglo XIX sobre terrenos del antiguo Palacio de Monteleón, igual que parte de la plaza del Dos de Mayo.

san andres19

Enfrente en el nº 34 se encuentra el Colegio de María Inmaculada, que tras numerosas reformas y modificaciones, ocupa el antiguo palacio del conde de Vistahermosa construido en 1853. Su iglesia se encuentra en la esquina de la calle del Divino Pastor y la de Fuencarral.

En fin, a lo largo de la calle, aunque no es muy larga, hay numerosos detalles y lugares (incluidos bonitos bares y restaurantes) en los que fijarse. Os invito a descubrirlos.

En la esquina con la calle de Manuela Malasaña se encontraba el Teatro Maravillas, inaugurado en 1886 y derribado en 2002. En su lugar se construyó el edificio actual y se abrió el nuevo teatro con el mismo nombre.

Así llegamos al final de la calle y del paseo, en cuyas proximidades en el siglo XVII se encontraba una de las puertas de la Cerca, el llamado Portillo de Maravillas.

Por Mercedes Gómez

Y…

Muchas gracias a Pablo Jauralde Pou que nos habló de la existencia de ese maravilloso Libro de los nombres y calles de Madrid sobre que se paga incomodas y tercias partes, Manuscrito nº 5918 conservado en la Biblioteca Nacional de España que por fin he podido localizar y me ha proporcionado una información preciosa acerca de la que fue “mi calle”.

Contacto

artedemadrid@gmail.com

Política de privacidad

Lee nuestra Política de Privacidad antes de introducir tu dirección de correo-e para recibir notificación de nuevas entradas

Contenido del blog

Los textos y fotografías publicados en este blog están a disposición de todos aquellos a quienes puedan interesar.
Pueden ser utilizados, citando su procedencia y a su autor.
No deben ser utilizados sin autorización en ninguna publicación con ánimo de lucro.

Contenido protegido por el Registro de la Propiedad Intelectual de la Comunidad de Madrid.

© Mercedes Gómez

Archivos

Estadísticas del blog

  • 2.957.396 Visitas totales

Sígueme en Twitter

@ArteEnMadrid

Anuncios