Hace pocos días, hablando aquí mismo del Palacete construido por el Marqués de Salamanca en la calle de Villanueva, me refería a la cerca construida en 1625 por orden del rey Felipe IV, y a la calle de Serrano, que en esos momentos aún era la Ronda, la ronda de esta tapia que rodeó Madrid hasta el año 1868.

Mientras preparaba esa entrada me preguntaba si sería posible que quedara algún resto, pero pensaba que no, que era prácticamente imposible.

Hoy el diario El País publica la noticia : Las obras de Serrano destapan la cerca de Felipe IV. Durante la excavación del aparcamiento que se está construyendo, frente a la verja del Museo Arqueológico se ha encontrado un lienzo en ladrillo cocido y mampostería de caliza y pedernal de doce metros por metro y medio de anchura, y unos dos metros y medio de alto que los especialistas han reconocido como parte de la Real Cerca del siglo XVII.

La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid ya ha emitido una resolución por la que obliga al Ayuntamiento a “proteger, conservar y salvaguardar la integridad de los restos encontrados”. Como dice el historiador Francisco Marín Perellón, se trata de “un documento arqueológico excepcional“.

Obras en la calle de Serrano hoy 6 de mayo 2009

Obras en la calle de Serrano hoy 6 de mayo 2009

Lo problemático en estos casos es que las obras en esa manzana deberán detenerse con el fin de realizar las consiguientes catas arqueológicas y evitar la destrucción del hallazgo. Estas situaciones suelen ocasionar problemas a los promotores de la obra en cuestión, los vecinos y madrileños en general, y a los comerciantes, por lo cual es de desear que se realice el trabajo arqueológico lo antes posible, que no haya desacuerdos entre las administraciones, y que las dificultades sean las mínimas.

Hasta ahora, además de algún trozo superviviente de la antigua tapia del Retiro, los únicos restos que se conservan de la Cerca son los de la Ronda de Segovia, muy próximos a la Puerta de Toledo, en este caso muy bien cuidados y señalizados. Al parecer existe otro resto detrás de la iglesia de San Francisco el Grande, en el hoy tristemente de moda Parque de la Cornisa, pero esto no he tenido ocasión de verlo.

Restos Real Cerca de Felipe IV en la Ronda de Segovia

Restos Real Cerca de Felipe IV en la Ronda de Segovia

El azar -y la construcción del enésimo subterráneo, todo hay que decirlo- nos brinda una nueva oportunidad de recuperar un elemento importantísimo de nuestra historia, debemos cuidarlo y sobre todo valorarlo. Seguro que cualquier otro pueblo o ciudad se mostraría feliz ante un hallazgo como este. Cuando esta mañana he abierto el periódico y he leído la noticia en la primera página de la sección local me ha parecido emocionante.

Mercedes

Anuncios